LIPOSUCCIÓN O LIPOESCULTURA

Esta es una técnica quirúrgica que consiste en eliminar los depósitos de grasa en determinadas zonas del cuerpo. Este no es un procedimiento para bajar de peso, sino para eliminar cúmulos localizados de grasa que no pudieron ser eliminados con dieta ni ejercicio.

La liposucción o la lipoescultura no mejoran la flacidez de la piel, es decir, la celulitis, las estrías o la incompetencia muscular de la pared abdominal. Este procedimiento modifica el contorno corporal de manera generalizada.

Este procedimiento consiste en la utilización de una cánula o tubo que succiona la grasa a través de incisiones realizadas por el cirujano. Cuando se hace una liposucción en áreas pequeñas se prefiere anestesia local, pero si se indica en varios lugares del cuerpo se prefiere anestesia general, esto varía según las indicaciones del especialista.

Luego de la cirugía el paciente presentará hinchazón y moretones, lo que es normal mientras transcurre el proceso de recuperación luego de 15 días. Algunas indicaciones para el cuidado después del procedimiento es evitar el uso de piscina, practicar deportes y actividades que requieran de fuerza. El cuerpo espera el proceso de cicatrización que va apareciendo en el transcurrir del período de recuperación.

El candidato perfecto para someterse a esta cirugía es una persona con un peso no superior al 30% de su peso ideal, que tenga buena salud, piel elástica y buen tono muscular.

ABDOMINOPLASTIA

Es un procedimiento quirúrgico cuyo objetivo principal es retirar el exceso de piel y grasa de la parte media y baja del abdomen y así reforzar la musculatura de la pared abdominal.

Normalmente esta cirugía se hace con anestesia general o peridural. El procedimiento tiene una duración de dos a cuatro horas dependiendo del tamaño de la zona. Consiste en realizar una incisión en el pubis por el pliegue abdominal inferior, se succiona la grasa restante y finalmente se sutura.

Luego de la operación es importante tener unos cuidados especiales, por ejemplo, evitar caminar ya que se sentirá un poco de malestar que puede ser controlado con medicación analgésica. Es importante el uso de faja de lycra y el retorno a las actividades cotidianas podrá realizarse entre la primera y la segunda semana post operatoria.