La cirugía de aumento mamario con prótesis es uno de los procedimientos con más auge en los últimos tiempos. Pese a que los avances en la medicina evolucionan cada día con mayor rapidez, el mito que gira alrededor de los implantes mamarios es un tema importante de evaluar a la hora de realizar este procedimiento.

Hay que aclarar que los implantes no duran toda la vida, sin embargo hoy en día las prótesis de silicona son más resistentes, más seguras y más duraderas.

Los implantes mamarios tienen una vida limitada, no duran eternamente. Estos dispositivos artificiales envejecen y se deterioran gradualmente, por eso cuantos más años tengan los implantes, mayor será el riesgo de ruptura, difusión de la silicona y mayores posibilidades habrá de que necesite ser cambiado.

Sin embargo es importante tener en cuenta que la duración de los implantes no depende solo de la marca que se utilice. Es importante que la paciente se realice periódicamente los exámenes solicitados por su cirujano plástico para revisar las condiciones en las que se encontrarán las prótesis con el paso del tiempo.

CAMBIO DE IMPLANTES, UN TEMA QUE GENERA DUDAS EN LAS PACIENTES

La FDA sugiere realizar este cambio luego de 10 años de colocado el implante. Sin embargo, es su cirujano plástico quien determina si es necesario cambiarlos, luego de haber realizado una evaluación de las prótesis, su posición y el volumen que deben tener. Existen casos de mujeres que viven con los implantes por más de 15 años sin ningún problema. También hay casos donde deben ser cambiados a los 5 meses o cuatro años, cuando se presentan alteraciones en la paciente como las famosas contracturas capsulares, que son reacciones biológicas que puede generar cada paciente ante las prótesis.

Las pacientes que se realicen este procedimiento no deben esperar a sentir dolor o incomodidad para ir al médico. Cuando se tienen implantes de silicona es necesario realizar un examen local con palpación para saber si hay alguna región de la mama más dura, además de los exámenes que hay que hacer con ultrasonido y resonancia magnética, la cual dará un diagnostico correcto y preciso del estado de las prótesis. Con el paso del tiempo es normal que los implantes se desgasten.

Lo más recomendable es que a la hora de pensar en realizarse el procedimiento, usted consulte y le manifieste todas las dudas a su cirujano. En el caso de la cirugía de aumento mamario se requiere tener en cuenta la calidad del implante y la garantía. Tenga en cuenta que lo que predomina es su salud y no el ahorro de dinero.

Es claro que hay que estar prevenida frente a la necesidad de cambiar los implantes cada 10 años y de ir periódicamente a visitar a su médico. No hacer revisiones regulares (cada 2 o 3 años) ya que, en general, las mujeres con mamoplastia de aumento deben hacer un seguimiento de sus senos por el resto de sus vidas periódicamente.