Actualmente los implantes mamarios deben cumplir con un sin número de medidas de seguridad impuestas por organizaciones diferentes organizaciones a nivel mundial, de ahí que su fabricación se desarrolle bajo estrictos controles de calidad para reducir el riesgo de complicaciones como la difusión del gel, la rotura del implante o los encapsulamientos.

Esto no significa que antes de la intervención dejen de considerarse los riesgos y beneficios propios de la intervención.

Contractura Capsular: Cuando se introduce un cuerpo extraño en el organismo, éste responde formando una cápsula de tejido a su alrededor que cumple con la función de aislarlo. Este tejido se comporta como una cicatriz y como tal se contrae, lo que puede suponer una disminución del tamaño de la cápsula, como consecuencia se da el endurecimiento de la mama y consecuentemente dolor, sensibilidad extrema al tacto, distorsión de la forma, movimiento o desplazamiento del implante.

Existe una relación entre la superficie del implante, que puede ser lisa o texturizada y la formación de cápsula. Los incesantes estudios relacionados con el diseño de los implantes y la generación de nuevas técnicas quirúrgicas han permitido que disminuya la posibilidad de presentar contractura capsular.

Ruptura del Implante: Los estudios de prótesis colocadas hace varios años demuestran que la ruptura espontánea de las prótesis no es común; esto no significa que los implantes duren por siempre, pero sí, que su resistencia es alta. Cuando se presentan casos extremos, como un accidente o un fuerte golpe, puede ocurrir que el implante se rompa y salga el gel líquido contenido en él.

ES DE VITAL IMPORTANCIA HACER UNA BUENA ELECCIÓN DE LOS DISPOSITIVOS MÉDICOS A UTILIZAR, LA EXPERIENCIA CLÍNICA Y GARANTÍA DE REPRESENTACIÓN SOLAMENTE LA OTORGAN LOS AÑOS DE PERMANENCIA EN UN MERCADO.

¿Cuándo no debo colocármelos?

Es contraindicada la colocación de implantes mamarios cuando: 1) Hay enfermedad fibroquística de la mama, la cual debe ser controlada por el especialista. 2) Hay una enfermedad general de importancia, sin consentimiento del médico que la atiende. 3) Se padece de afecciones psicológicas o psiquiátricas. 4) Cuando se es menor de 18 años.