Las mamas son un órgano importantes en la anatomía femenina y además tienen un alto impacto en la persona en el ámbito social y emocional. Las mamas inician su desarrollo en la adolescencia y con el paso de los años va aumentando de tamaño. Este crecimiento se puede ver afectado en el embarazo o con los cambios de peso.

Este tamaño de la mama, pequeña, intermedia o grande, puede tener una forma natural o también puede alterarse y descender. Este descenso o ptósis de la mama se puede ver influenciado por la calidad de la piel; en los casos donde esta sea laxa o tenga múltiples estrías conllevara a que la mama caiga de su posición normal y se vea afectada su forma y posición.

La posición del complejo areola pezón en relación a la mama, nos indica si se trata de una caída del tejido glandular y del complejo areola pezón que se llamaría una ptósis mamaria o si por el contrario, se cae la glándula pero se mantiene la areola en la posición normal, se llamaría pseudoptosis mamaria.

Después de ser diagnosticada la ptósis mamaria, el tratamiento más apropiado es la mastopexia o levantamiento de la mama. Según la cantidad de tejido mamario en la paciente, se puede realizar el realce utilizando o no implantes mamarios.

Al evaluar las mamas, se debe saber la cantidad de tejido mamario, la posición del tejido glandular, si la paciente tiene o no implantes mamarios, la calidad de la piel y lo que la paciente espera de la cirugía.