El envejecimiento prematuro es algo muy común que se presenta en hombres y mujeres, como consecuencia de los malos hábitos de vida y el poco cuidado de la piel. El daño solar y la falta de hidratación son algunas de las causas que pueden traer el inicio a los primeros signos de edad, como lo son, las manchas, arrugas y pérdida de elasticidad.

También, puede aparecer como resultado de la falta de oxigenación de la piel, cansancio, el proceso natural por la edad, falta de nutrientes y elastina. Durante cada etapa de la vida se presentan varios síntomas, que son necesarios prevenir.

A los 20 años, empiezan a aparecer manchas pequeñas en la piel, huellas del acné y arrugas muy finas. Cuando las personas llegan a los 30, la piel disminuye la producción de colágeno, por lo cual, se pierde elasticidad y es necesario incrementar la hidratación. La piel a los 40 pierde volumen, por eso es importante brindarle propiedades nutritivas. Finalmente, a los 50, la piel disminuye de grosor, es mucho más sensible y la producción de colágeno es menos, allí aparecen más arrugas y existe flacidez facial.

¿Cuáles son los causantes del Envejecimiento Prematuro? 

Cansancio
La piel refleja el cansancio en las personas, cuando no duermes lo suficiente, te desvelas y trasnochas mucho, este va a ser visible en tu rostro, lo que puede causar arrugas leves como resultado de no descansar alrededor de ocho horas diarias.

Poca hidratación              
Es necesario hidratar tu piel con agua natural, ya que permite la expulsión de toxinas, lo recomendable es tomar dos litros diarios de agua, así tendrás un cutis natural y fuera de peligro hacia el envejecimiento prematuro.

Fumar o abusar del alcohol
Si fumas cigarrillo, debes tener en cuenta que las propiedades del tabaco pueden resecar tu piel y la hace ver opaca. El cigarrillo hace que aparezcan líneas de expresión a temprana edad. Cuando consumes bebidas alcohólicas, tu piel se deshidrata y también hace que pierda su suavidad. 

Descuido en la alimentación        
La alimentación se ve reflejada en tu cutis, por ello es necesario nutrirse con vitaminas, proteínas y minerales que brinda una alimentación sana y balanceada. Evite el envejecimiento prematuro consumiendo frutas, verduras y carnes blancas. Así podrás conservar tu piel limpia y relajada.

Falta de ejercicio              
La falta de ejercicio o actividad física disminuye la circulación sanguínea, por eso, es necesario hacerlo y convertirlo en un hábito, ya que esto permitirá un mejor funcionamiento de todos tus órganos, sistema inmunológico, digestivo y nervioso. Esto permite renovar el tono de tu piel.